jueves, 23 de febrero de 2012

Boda, washi-tape y galletas

Vaya mezcla, ¿eh?. Sí, este es un post de "popurri", porque como tenía 3 cosillas que contar, pues no voy a hacerme pesada y os las cuento de un tirón.

La boda

Unos amigos, que más que amigos son familia, se casan en Junio. Resulta que como somos así de "apañaos" Mario y yo les ofrecimos nuestra ayuda en lo que necesitaran y con el subidón de que por fin se casaban dijimos "anda ya, os regalamos las invitaciones y el reportaje fotográfico".
Ofrecimos tres opciones de invitación, teniendo en cuenta que querían algo sencillo, y esta es la que se quedaron:

Realizada con papel de acuarela (me encanta trabajar con este papel) y utilizando una tipografía que imita a una máquina de escribir antigua

La parte delantera va rematada con un botón de madera

El packaging se ha hecho con unas cajas de kraft, blonda, cinta washi-tape y cuerda

El washi-tape

Descubrí el washi-tape en este blog all washi tape y la amplia posibilidad que te dan estas cintas adhesivas decoradas.
Desde darle un toque diferente a una pared blanca:

libbie grove design
Hasta hacer unos muñecos a modo marioneta para los más pequeños:

De Andrea Tachezy, yo le añadí un palito para que pudiera utilizarlos de marionetas


A Mario le hice una postal con cintas, fotos nuestras, sellos y washi tape
Las galletas

Con motivo del cumpleaños de Lola, mi suegra, me decidí a hacer unas galletas (este parte del post en realidad es para Estela, que me pidió la receta), pero como lo decidí por la mañana y tenía que llevarselas a última hora de la tarde, opté por la receta fácil y rápida que os paso a continuación:

Aquí las galletas de Lola

Ingredientes:
200 gr. de harina de repostería (en Mercadona hay un preparado de "harina de bizcochos")
100 gr. de azúcar
100 gr. de mantequilla (temperatura ambiente, sacándola 10 minutos antes de la nevera es suficiente)
1 huevo

Preparación:
Precalentamos el horno a 170ºC
Ponemos en un bol la harina, el azúcar y la mantequilla. Amasamos hasta que parezcan migas.
Batimos el huevo y lo incorporamos a nuestra "migas" amasando hasta formar una pasta homogénea y compacta.
Cubrimos la mesa con harina y el rodillo también. Extendemos la masa y utilizamos los cortadores que más nos gusten (en este caso utilizé unos que tengo de letras para formar el texto "No me llames Dolores, llámame Lola"). Intentad que el grosor de las galletas sea igual por hornada, sinó os pasará como a mi, que alguna letra se quemó por ser más fina que el resto.
Las colocamos en la bandeja del horno (previamente cubierta con papel de horno) de forma separada ya que al cocer se agrandan un poco. Con diez minutos hay suficiente, pero ir controlándolas porque no todos los hornos son iguales.
Yo utilicé después masa fondant para cubrirlas y decorar alguna de ellas (pero eso ya va a gustos...)

Esto es todo, por el momento, desde mi súper laboratorio en pruebas...
Bon apetit!

miércoles, 15 de febrero de 2012

Entre hilos

A mi San Valentin la verdad es que es una fecha que no me dice mucho, porque saliendo del topicazo de "para mi San Valentin es todos los días", no le encuentro mucho sentido, yo soy más de sorpresas un día cualquiera o en nuestro aniversario o para los cumpleaños o en Navidad.
Pero no negaré que despierta la creatividad de muchos y la curiosidad de otros (como es mi caso). Y chafardeando y navegando, encontré estos tesoros de Paola Colombo.





Ya llevaba un tiempo con ganas de hacer algo con tela, pero aún no he conseguido quitarme el miedo con mi máquina de coser, así que quería hacer algo facilito y a mano. Pero no, no he hecho un súper retrato a modo cojín (ojalá tuviera esa maña), la idea tiraba más por aquí:

También de P. Colombo

Así que súper motivada me decidí a hacer un retrato familiar cosido a mano. ¿Qué ha pasado? Pues que olvidé un detalle muuuuuuy importante... NO SÉ DIBUJAR!!!!!! y aunque Mario me animó diciéndome que el estilo naïf está de moda, "Ohhhhhh, naïf, que chulo, que francés, que bien suena...", naïf viene a ser una autodidacta con una graciosa falta de conocimientos técnicos y teóricos, vamos lo que yo digo, que  NO SÉ DIBUJAR!!!!!!
Este fué el resultado NAÏF de mi andadura artística (aunque debo decir a mi favor, que Pablo nos reconoció enseguida a los tres...):



Como la cosa no acabó de ser lo que yo tenía en mente, decidí hacer algo con lineas un poco más sencillas y una temática interesante para Mario. Así que como no me veía capaz de bordar un zombie, pues le cosí un robot monísimo que él ya se ha encargado de colgar en el pasillo porque le encantó (buf, menos mal....)






Ahora tengo en mente hacer un oso de peluche con un guante viudo, pero eso es algo que ya os contaré...




martes, 7 de febrero de 2012

Éxito solidario

Mil disculpas por haber tardado tanto en informaros sobre el resultado de la jornada solidaria. Hemos tenido problemillas con la tarjeta de memoria de la cámara y no quería daros información sin imágenes porque no sería lo mismo... Pero ya las tengo y aquí os hago un resumen:

La jornada amaneció con día gris y lluvioso, "malo" pensé, pero Mario decidió ponerme un trocito de la canción de Serrat "Hoy puede ser un gran día" y mi actitud cambió 100% (os la recomiendo encarecidamente cuando estéis de bajón o con dudas sobre si algo va a salirte bien o mal) y le dije "bueno, saquemos mucho o poco, vamos a pasarlo bien y a disfrutar del día". Así que nos pusimos la positividad por montera y nos fuimos cargados de los últimos trastos que nos quedaban por casa para el rastro solidario.


La cosa no empezó a arrancar hasta las 11 de la mañana, pero pintaba muy bien, porque nuestras primeras visitas nos cargaron las pilas a tope...
Montse fué la primera aportación con una caja de "Petit fou-fou" (cajas decoradas por mi fantástica madre, que por cierto se estrenó en la venta de sus cajitas "handmade" y fué éxito total porque las vendió absolutamente todas y tiene algún encargo por ahí)




Anécdota muy tierna: Eva, la niña de mi amiga Sonia, participó junto a su hermano Héctor en el rastro solidario aportando algunos de sus juguetes. A Eva le costó mucho desprenderse de uno en particular, así que el día de la jornada solidaria vino y compró ese peluche de nuevo, porque para ella lo justo era recuperarlo pagando. Así que decidí regalarle una de las pulseras que habían a la venta realizadas 100% con material etíope, pero compró otra más, porque no le parecía bien aceptarla a cambio de nada... un solete de niña...




Éxito total fué nuestro rincón dedicado a los productos realizados de forma artesanal. Algunos debutaron ese día, otros ya tenían experiencia y algunos solo participaron para esa ocasión en concreto. Lo que todos tenáin en común es que lo hicieron de corazón y se convirtieron en el centro de interés de todos los que se acercaron a comprar.




Por un lado estaba Alicia, de Collage de memòries, con colgantes, anillos y botones realizados en resina (¡yo ya tengo uno de sus anillos!).


Mi anillo es la chapa rosa con flor blanca



También estaba Angie, de lita lili, con sus complementos fantásticos en tela: collares, pulseras y bolsos.


 


Mis fantásticas Pepi, Lourdes y Lola, que siempre se apuntan participando en todos los saraos de una u otra manera. Pepi, participó como "la Tia Pepa" con complementos realizados a mano (bisuteria, mochilas y monederos), Lola participó como "Pájaros en la cabeza" con gorros y cuellos de lana tejidos a mano y por último Lourdes, que aunque estaba fuera, dejó preparadas una cocas deliciosas que nos comimos para merendar.



Tarjetas diseñadas por Mario

Y mi peazo de encanto de Marisa de Naltin, que no sólo aportó su granito de arena al rincón "Art x Etiopía", sinó que se pasó el día entero haciendo sus talleres de "Botones creativos" (taller de chapas que no sólo los niños disfrutaron, los adultos también) y "Make and Take" (unos puntos de libro y colgadores preciosos).







 

Y ¿cómo iban a faltar los peazo de artistas que tengo en mi familia? Mario con sus ilustraciones, su cartel y la decoración del escaparate; y Pablo con sus ilustraciones y su ocurrencia de última hora "¿qué te parece si hago retratos a lo ramblero?"









Por la tarde apareció Wilma de Atia's Room con su taller. Era un taller de transformación, convirtieron una simple caja de zapatos en unas cajas preciosas mediante técnicas de Mix Media. ¡Un grupo fantástico! Wilma vino acompañada de su familia y de chucherías a las que todos los que estábamos allí no podíamos dejar de echar mano, mmmm.....





En este taller tuvimos la oportunidad de conocer a Judith de Ari Togores, que no sólo participó en el taller de Wilma, sinó que nos ayudó con la publicidad de la jornada.




Toda la velada tuvo una banda sonora de excepción a cargo de Carlos, una selección de música fantástica que propició un ambiente relajado y alegre a la vez... Estuvo genial y no dejó de sonreir...




A mi me quedó pendiente pasar por las manos de Núria y su rincón de masajes de Shiatsu, porque a juzgar por la cara y el estado de los que probaban ese futón, la cosa era lo más parecida a una experiencia mística, más que andando, salían de allí flotando...

La sesión de peluquería de "Magne & Pasciulli" empezó más tarde de lo esperado, contratiempos de última hora que no evitaron despertar espectación. Uno de ellos (Albert) se situó en el escaparate cortando el pelo a los chicos y el otro (Octavio) dentro de la tienda con las chicas. Fueron la guinda del pastel.

video



No puedo dejar pasar la oportunidad de dar las gracias a las pedazo de colaboradoras que estuvieron todo el día aguantando estoicamente la jornada sin dejar de sonreir un momento: Mariona, Estela y Laura, mil gracias. A Javi, por ser el mejor suplente que pudo tener el espacio musical mientras Carlos hacía un descansillo, y por el fantástico vídeo que montó de los chavales aprendiendo en el taller de Wukro (Etiopía). Es un vídeo que os pasaré para que todos podáis ver donde van vuestras aportaciones. A "LLibre Viu" por su aportación al Rastro Solidario con una caja de libros enorme. A Dunia por dejarnos su espacio. Y a todos los que habéis participado de una manera u otra a conseguir que recaudáramos un total de 718 euros!!!!!!

Un millón de gracias a todos, habéis demostrado que juntos podemos hacer cosas muy grandes